19 detenidos en una nueva macrorredada contra los ladrones multireincidentes en plaza de Catalunya

19 detenidos en una nueva macrorredada contra los ladrones multireincidentes en plaza de Catalunya
Un dispositivo conjunto de los Mossos d'Esquadra, la Policía Nacional y la Guardia Urbana que se desplegó el pasado jueves por la tarde en la plaza de Catalunya de Barcelona y en la estación subterránea de Renfe y Metro se ha saldado con 19 detenciones de ladrones multirreincidentes que operan en el centro. 18 de ellos fueron arrestados también en aplicación de la Ley de Extranjería. Los Mossos han informado de estos arrestos este viernes en su cuenta de Twitter. 

Balanç: 19 detinguts en l'àmbit de la multireincidència. Continuem treballant per reduir l'activitat delinqüencial al centre de Barcelona— Mossos (@mossos) February 14, 2020

Según han informado fuentes policiales, uno de los detenidos permanece arrestado en dependencias de los Mossos ya que tenía un requerimiento judicial previo, mientras que los otros 18 han quedado en manos de la Policía Nacional, el cuerpo que tiene competencias en el ámbito de la Ley de Extranjería. 

En la redada también se denunció a una persona por tenencia ilícita de arma blanca y se abrió expediente a otra por hurto.

El dispositivo policial conjunto de anoche, en la línea con el que los tres cuerpos han llevado a cabo periódicamente desde verano, se centró en la zona de plaza de Catalunya para prevenir robos, hurtos, localizar a ladrones violentos y a autores de hurtos multirreincidentes. 

Este operativo es la continuidad del dispositivo Draga que se ha llevado a cabo en el metro de Barcelona, centrado especialmente en los hurtos y los ladrones multirreincidentes, pero ahora han decidido trasladarlo a la superficie para mejorar la seguridad ciudadana. 

El objetivo policial es prevenir los robos y hurtos en todos los ámbitos y, tras haber hecho especial incidencia en el metro de la capital catalana, ahora desplazan su trabajo a las calles y los comercios del centro de la ciudad. 

El pasado fin de semana, los Mossos y la Guàrdia Urbana detuvieron conjuntamente a 39 carteristas y 24 ladrones que acababan de cometer robos violentos en la vía pública (en 17 casos) y en comercios (otros 7). Algunas de estas personas aprovechaban las aglomeraciones en las principales zonas turísticas de la ciudad para robar móviles u otros objetos de valor. 

Las detenciones se llevaron a cabo en el Eixample (10 por hurto y cuatro más por robos violentos) y en Ciutat Vella, 21 por hurto y 9 por robo violento.