Cocineros y 'cocinillas' guisan gratis para los sanitarios: "Nuestros héroes llevan bata"

Cocineros y 'cocinillas' guisan gratis para los sanitarios: "Nuestros héroes llevan bata"
Desatar la solidaridad con unas empanadillas. Eso es lo que ha conseguido el emprendedor Juanjo Amorín con un tuit en el que se ofrecía a prepararle la comida o la cena a sus vecinos sanitarios y a sus familias, para que no tuvieran que preocuparse de cocinar ellos mismos tras jornadas maratonianas en el hospital.

Estoy haciendo empanadillas a saco. Bonito, huevo, salsa de tomate casera que fui haciendo entre videoconferencias la semana pasada. pic. twitter. com/GhMMcelqAY— Juanjo Amorín (en casa) (@jjamorin) March 22, 2020

La idea, que nació en un grupo de WhatsApp de compañeros de trabajo, recibió en cuestión de horas una respuesta brutal. El compromiso de la ciudadanía llevó a Amorín a crear el hashtag #YoTeCocino para facilitar que sanitarios y "cocinillas" se pusieran en contacto a través de las redes. Todo ello, basado en la proximidad y sin que los aficionados a los fogones tuvieran que salir de casa.

Después de tres días, la iniciativa ha llegado a toda España y están preparando una página web (yotecocino. com) para facilitar el contacto entre los interesados en participar. De ponerla en marcha se ha encargado Alicia Carbajal, que ha reunido a un equipo de diseñadores para sacar adelante la plataforma, en la que los "cocinillas" ofrecerán sus 'tuppers' y los sanitarios podrán localizarlos para pasar a recogerlos.

Estamos trabajando duro para sacar la web https://t. co/d4vmIkwirO - en cuanto esté lista avisamos por aquí! #YoTeCocino@Serchinastico@delr3ves equipazo! Mil gracias ❤️ pic. twitter. com/fmw1jmk4fo— Alicia Carbajal (@alicarbajal) March 24, 2020

"Se ha convertido en un movimiento", dice asombrado Amorín, que explica que desde que lanzó la idea ha recibido una respuesta "descomunal": más de 2. 300 mensajes directos en Twitter de gente que se ofrece a cocinar. De hecho, el impacto de la iniciativa ha sido tal que presidentes de cadenas de supermercados, resalta, han ofrecido alimentos para hacerlos llegar a casa de la gente que lo necesite.

Pasada la crisis, este emprendedor espera que yotecocino. com pueda seguir siendo útil y ayudar a otros colectivos que lo precisen. "Me gustaría hacer algo y que fuera un movimiento continuado en el tiempo, tal vez donárselo a Cruz Roja, que una ONG lo pudiera gestionar y ayudar a gente que lo necesite", plantea. HealthWarriors, solidaridad en Barcelona

No obstante, los profesionales de la gastronomía también han querido cuidar a los que luchan en primera línea contra el coronavirus y a quienes más lo necesitan. Es el caso de la iniciativa HealthWarriors y su ideólogo, Francesc Terns, que con el estado de alarma vio cómo los productos que guardaba en su despensa y sus neveras iban a terminar por perderse.

Propietario de dos establecimientos, Francesc comenzó a repartir personalmente y de forma gratuita comida a los sanitarios de Barcelona hace una semana. En unos días, la iniciativa comenzó a ganar visibilidad y ahora hay unos 60 restaurantes y empresas que participan en ella, explica Nacho Ballesta, director de la Agencia The Foodtellers, encargada de dar a conocer esta idea. Mensaje en un paquete de la iniciativa HealthWarriors. THE FOODTELLERS

Actualmente los repartos se realizan a dos hospitales de Barcelona, pero el objetivo es alcanzar todos los de la ciudad condal y tal vez otros lugares de España. La distribución, que comenzó solo con las cenas, se ha ampliado desde este lunes a dos turnos e incluye también la comida. La finalidad, apunta Ballesta, es poder proporcionar también el desayuno.

Ver esta publicación en Instagram

Hoy cumplimos una semana desde que inciamos la cuenta de Instagram y el movimento #HealthWarriorsBcn empezó a crecer 😋 Quiero agradecer a todos los que estáis involucrados en el proyecto: personas, empresas de alimentación, medios de comunicación etc. ☺️ Juntos hemos creado algo muy especial que cuando esto termine nos unirá para siempre! . Y que mejor manera de celebrarlo que con video de la primera entrega con @llingas y @abelrinconv 🎥 . Un abrazo grande y muchos animos a aquellos que están padeciendo directa o indirectamente el virus 😔 Juntos saldremos pronto de esta, no tengo la menor duda . @francescterns

Una publicación compartida de Health Warriors (@healthwarriors__) el 24 Mar, 2020 a las 5:22 PDT

De forma paralela al reparto a centros sanitarios, HealthWarriors comenzó este martes por la noche la distribución de 50 cenas a domicilio a personas en riesgo de exclusión social, ancianos o que por sus condiciones no pueden hacer la compra o guisar. Se trata de una prueba que pretenden consolidar y que han preparado en una cocina de producción que respeta las medidas impuestas por Sanidad.

El propósito del proyecto es, pues, doble, recalca Ballesta: que la gente no salga a la calle por la necesidad de comer y seguir agradeciendo a todo el personal sanitario su esfuerzo sin que tengan que preocupar por el tema culinario. Food4Heroes, una iniciativa de Grosso Napoletano

También a través de WhatsApp nació la iniciativa Food4Heroes, cuando el 13 de marzo la cadena de comida italiana Grosso Napoletano decidió "aportar su granito de arena" con el reparto de pizzas gratuitas a los sanitarios que se afanan estos días en combatir la pandemia de coronavirus. A través de la aplicación de mensajería instantánea animaban a estos trabajadores a ponerse en contacto con ellos para poder proporcionárselas.

En dos días, el mensaje se hizo viral y nació el movimiento altruista #Food4Heroes, al que se unieron otras empresas del sector, como Manolo Bakes, Aloha Poké, Honest Greens o Telepizza, y ya han superado las 50. "Hacemos los envíos de manera coordinada para poder cubrir cientos de peticiones que recibimos de decenas de hospitales madrileños. Porque nuestros héroes llevan bata", explica Grosso Napoletano en sus redes sociales. ONG Gastronomía Solidaria, más de 300 voluntarios

Cuando los miembros de la ONG Gastronomía Solidaria, dedicada a la integración de colectivos en riesgo de exclusión social, entendieron que los sanitarios en hospitales de campaña podían tener problemas para alimentarse, no dudaron en ofrecer su ayuda. Con experiencia en la organización de grandes cenas, comenzaron a buscar cocineros voluntarios que pudieran preparar comidas y cenas para un elevado número de personas.

Ahora, cuentan fuentes de la ONG, disponen de un grupo de unos 300 voluntarios que ponen a disposición de las instituciones y "quien lo necesite", buscan cocina donde poder llevar a cabo las dos cosas que mejor hacen: guisar y ayudar a los demás.