La Champions en formato Super Bowl: la revolución que planea la Uefa

La Champions en formato Super Bowl: la revolución que planea la Uefa
El formato de la Champions League se prepara para grandes cambios en un futuro no muy lejano. Ya han arrancado las conversaciones para decidir cómo será el torneo a partir de la temporada 2024-2025, una vez acabe el actual ciclo de derechos de la competición. La Uefa valora crear un evento al estilo Super Bowl. El director general del FC Bayern de Múnich, Karl-Heinz Rummenigge, ha desvelado que “la Uefa está considerando una Semana del Fútbol como una gran atracción futbolística un poco como la Super Bowl”. “Eso suena bien, en mi opinión”, destaca en una entrevista para los medios de comunicación del club. El proyecto se basa en la experiencia de la temporada pasada, cuando la Uefa optó por concentrar en Portugal a los clubes clasificados para los cuartos de final para poder retomar la Champions League y evitar una cancelación que habría tenido graves consecuencias económicas para los clubes y el organismo rector del fútbol europeo. “La fase de grupos de la Champions es aburrida”, reconoce Rummenigge, para quien el arranque de la competición se ha vuelto “monótona” y aboga por un cambio. “Si juegas en un sistema de eliminatorias, el ganador se lo lleva todo”, argumenta. “El perdedor, que de otra manera hubiera tenido una segunda oportunidad en un partido de vuelta, queda eliminado”, concluye. Precisamente la Uefa valora diferentes opciones para el formato del campeonato, como ampliar la fase de grupos de cuatro a seis equipos, según The Guardian, para así garantizar más dinero a los clubes participantes. La Uefa trabaja con federaciones y clubes para definir el futuro de las competiciones europeas bajo la amenaza de la Superliga, que renace cada tres años coincidiendo con el cambio de ciclo de los torneos y la demanda de los grandes clubes de incrementar sus ingresos por participación. El FC Bayern de Múnich es vigente campeón de la Champions League, tras superar al PSG en la final celebrada el 23 de agosto en Lisboa.