Open Arms alerta de tres embarcaciones a la deriva y 96 muertos en el Mediterráneo

Open Arms alerta de tres embarcaciones a la deriva y 96 muertos en el Mediterráneo
El fundador de la ONG badalonesa Proactiva Open Arms, Òscar Camps, ha alertado este viernes de que hay tres embarcaciones a la deriva en el mar Mediterráneo, donde actualmente ningún barco está haciendo tareas de rescate y donde han fallecido 96 personas desde que el suyo zarpó hacia España. Lo ha dicho durante una rueda de prensa dentro del Open Arms, el buque insignia de la organización, que ha realizado una parada técnica en el puerto de Barcelona antes de entrar en varadero para someterse a una reparación. "Me consta que en estos momentos hay dos o tres embarcaciones a la deriva y ningún país les presta ayuda", ha avisado Camps, quien ha resaltado la importancia de arreglar su nave lo más rápido posible para volver "cuanto antes" a salvar vidas en el mar: "Tenemos que intentar superar estas adversidades técnicas y administrativas", ha dicho. Camps también ha asegurado que han muerto un mínimo de 96 personas en el Mediterráneo desde que cinco días atrás el barco quedó parado en Italia para pasar una inspección de 12 horas, dado que no existe ninguna otra embarcación que "monitorice los derechos humanos en aguas internacionales". "Tenemos que conseguir que la Unión Europea valore la posibilidad de retomar las operaciones de salvamento en el Mediterráneo", ha insistido antes de detallar que, a su juicio, la presencia de organizaciones como la suya en el mar "fuerza" a las administraciones a tomar cartas en el asunto. "Si estamos en medio del mar lo protegemos porque al estar nosotros forzamos que la administración haga su trabajo", ha señalado. Precisamente por ese motivo, ha recordado que "la flota humanitaria es incómoda" para los gobiernos, porque pone de manifiesto "la falta de recursos y la inacción deliberada que se está sufriendo en el mar". "Las organizaciones que estamos en el Mediterráneo estamos sufriendo las consecuencias de la criminalización, la difamación y la persecución administrativa", ha denunciado. Ante esta coyuntura, la organización ha impulsado una campaña de financiación para tratar de reunir fondos y arreglar el Open Arms o adquirir un nuevo barco de rescate y para lo cual piden la ayuda de toda la ciudadanía. El objetivo es llegar a los 800. 000 euros necesarios para la reparación o los dos millones de euros que vale una nueva embarcación y, por el momento, suman ya 425. 000 euros. "Si Open Arms reflota, cualquier administración, incluso la española, pensará que gozamos del apoyo de la ciudadanía y será más difícil incurrir en según qué técnicas y tácticas para dificultar o bloquear la presencia de barcos en el mar", ha subrayado.