Lola Casademunt, en ruta pese al Covid: mantiene sus planes de apertura y expansión internacional

Lola Casademunt, en ruta pese al Covid: mantiene sus planes de apertura y expansión internacional
Lola Casademunt se prepara para la nueva normalidad. “Como a todos, nos pilló de sorpresa”, confiesa Paco Sánchez, director general de la compañía desde principios de año. Un mes después de su fichaje, el ejecutivo tuvo que manejar un negocio en pleno caos provocada por la pandemia. Sin embargo, Sánchez asegura que la empresa mantiene sus planes de expansión y aperturas para los próximos meses. La empresa cerró 2019 con unas ventas de nueve millones de euros. En el corto plazo, la compañía tiene previsto a abrir un nuevo punto de venta en Valencia, cuya fecha inicial de apertura era el 28 de marzo. Lola Casademunt tiene previsto abrir el establecimiento, para el que está buscando equipo, una vez se reinstaure la nueva normalidad. Por otro lado, otro de los pilares de la estrategia de Sánchez cuando se incorporó a la empresa era afianzar el negocio internacional. Aunque en marzo los planes de expansión se paralizaron, el directivo sostiene que espera que en septiembre “seamos más felices y podamos saltar fuera”. Los planes del grupo pasan por iniciar la expansión fue de España en 2021, empezando por Europa y Latinoamérica de la mano de socios locales. La compañía opera en España con trece tiendas propias, cinco franquicias, quince corners en El Corte Inglés y quinientos puntos de venta en el canal multimarca. Ante el cierre provocado por el coronavirus, Lola Casademunt puso en marcha un expediente de regulación temporal de empleo (Erte) sobre cerca de 85 personas, de 50% personas. Con el inicio de la desescalada y la reapertura del comercio, las tiendas de la compañía han empezado a abrir gradualmente y se ha incorporado a parte del equipo. Durante la semana en que toda España se encontraba en fase 0, el grupo puso en marcha un sistema de cita previa y de personal shopper a través de Instagram para atender a las clientas. El negocio online de Lola Casademunt también se ha visto afectado por el coronavirus. Hasta entonces, las ventas a través del Red de la compañía eran “muy residuales”, copando sólo el 7% del total de la facturación. Con el confinamiento, los ingresos a través de este canal se han disparado un 80%, aunque Sanchéz aclara que “no es suficiente para sostener una compañía”. Por otro lado, Lola Casademunt ha tomado otras medidas para paliar los efectos de la pandemia en su negocio, como el acceso a una línea de crédito o la negociación con sus caseros sobre el alquiler de los establecimientos. En este sentido, la empresa señala que “no ha sido como escribir la carta a los Reyes Magos, pero estamos contentos”. “Todo el mundo entra en la mochila, y hay que repartir los costes”, asegura Sánchez. En cuanto al multimarca, la empresa se encuentra analizando opciones para cada uno de ellos. “Son los que saldrán más doloridos, y en cada caso individual hay que buscar estrategias para que no fallezcan”, apunta el ejecutivo. Hasta finales de 2019, Sánchez era director de operaciones de Pronovias y hombre de confianza de Alberto Palatchi, presidente de la empresa hasta su venta a BC Partners. Con su incorporación a Lola Casademunt, el ejecutivo completó el equipo directivo de la empresa, hasta ahora formado por Maite Gassó, consejera delegada y directora creativa, y Ferran Espona, presidente. Gassó y Espona están al frente de la compañía desde 2018, cuando Espona compró a la hermana de Gassó el 40% del capital de la empresa. Maite Gassó es hija de Pilar Gassó y nieta de Lola Casademunt, fundadoras de la compañía en 19