Ayuso pide a Sánchez volver a la "sensatez" y confinar por barrios

Ayuso pide a Sánchez volver a la "sensatez" y confinar por barrios
Madrid encara sus últimos cinco días bajo el estado de alarma y, desde la Puerta del Sol, se va preparando el terreno para tratar de regresar al modelo de confinamientos por zonas sanitarias que estaba en vigor antes de la intervención del Gobierno central.

La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, ha llamado este domingo al diálogo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reivindicando la efectividad de las medidas que la Comunidad de Madrid puso en marcha el pasado 21 de septiembre y que estuvieron en vigor menos de tres semanas.

"Las medidas sensatas que estábamos aplicando en la Comunidad de Madrid, se demuestra que estaban funcionando", ha defendido Ayuso en un acto en homenaje a las víctimas de la Covid-19 en la Puerta del Sol. "Me gustaría negociar con el Gobierno de España cómo seguir aplicándola con su ayuda para que, juntos, cada vez sean más eficaces".

El Gobierno central impuso el 9 de octubre un estado de alarma en la región para poder poner en marcha las medidas establecidas por Sanidad, que incluían el confinamiento de 10 localidades y que supuso el fin de las restricciones de movilidad dentro de la capital.

El estado de alarma tenía una duración de dos semanas, por lo que dejará de estar en vigor este viernes a las 22. 00 horas y el Gobierno ha descartado públicamente prorrogarlo, evitando así buscar la necesaria aprobación de un dividido Congreso de los Diputados. Un plan de cuatro niveles

Esta semana, ambas administraciones tendrán que negociar las nuevas medidas que sustituirán a las actuales, pero las posturas parecen seguir igual de alejadas que hace dos semanas.

El miércoles, el Gobierno propondrá en la reunión del Consejo Interterritorial de Sanidad un sistema de alertas con cuatro niveles. El de "riesgo extremo” –donde se encontrará la Comunidad de Madrid– incluirá confinamientos perimetrales y medidas aún más duras que las actuales, como el cierre del espacio interior de los bares y restricciones de aforo en el transporte público.

La propuesta difícilmente contará con el apoyo de Ayuso, que este domnigo ha alertado de una "quiebra inasumible" si la capital sigue confinada. "No hay más que darse una vuelta por el centro [de Madrid] para ver cómo están precisamente nuestros comercios", ha dicho la presidenta y ha añadido que cada vez que un negocio cierra "a cal y canto" es posible que una familia esté "hipotecándose y arruinándose para décadas".

El consejero de Sanidad regional, Enrique Ruiz Escudero, también ha defendido este domingo, en una entrevista publicada en El Mundo, el regreso al confinamiento por zonas sanitarias una vez decaiga el estado de alarma, que definió como "auténtico atropello a las competencias de la Comunidad de Madrid". Discrepancias en el Gobierno regional

Sin embargo, las discrepancias existentes dentro del Gobierno de coalición de Madrid entre el Partido Popular y Ciudadanos volvieron a quedar ayer a la vista.

El vicepresidente y líder de Ciudadanos en Madrid, Ignacio Aguado, se ha mostrado partidario de hacer "un parón contundente" para tratar de bajar la incidencia hasta 25 casos por cada 100. 000 habitantes antes de Navidad en una entrevista publicada en El País. Ayuso, por su parte, le ha respondido, en un acto en el que él mismo estaba presente, que "el objetivo es que no haya contagios, no que haya 25", y que "pronto recuperemos la normalidad".

También ha estado presente este domingo en Sol el alcalde de la capital, el popular José Luis Martínez-Almeida, que ha definido la pandemia como una "pesadilla" y ha llamado a la responsabilidad a las instituciones para "generar confianza, tranquilidad y certidumbre a la sociedad, que vive en sobresalto continuo".

El Grupo Parlamentario Socialista ha denunciado que no se le había invitado al acto de homenaje, donde no ha habido ningún representante de la oposición y en el que se ha colocado una placa en la Real Casa de Correos con la inscripción: "El pueblo de Madrid en recuerdo a las víctimas de la Covid-19 y en especial a aquellas que fallecieron en soledad".