Una familia inventa el sistema perfecto para salvar Halloween en plena pandemia de coronavirus

Una familia inventa el sistema perfecto para salvar Halloween en plena pandemia de coronavirus
Pocas tradiciones más americanas que Halloween: tropas de niños disfrazados la noche del 31 de octubre, yendo casa por casa y diciendo "truco o trato" para obtener caramelos, chucherías y dulces. Pero la pandemia del coronavirus hace casi imposible que este año se cumpa la tradición, entre otras cosas porque hay que mantener la distancia física. Pero una familia de Washington DC ha ideado un artefacto que puede salvar la noche.

Tal y como recoge la cadena NBC, se trata del 'candy chute' (mezcla de las palabras candy —dulce— y parachute —paracaídas—). El sistema no puede ser más sencillo. En realidad es un tubo de PVC que debe medir al menos 6 pies (1,8 metros), que es la distancia de seguridad aceptada en países anglosajones.

El tubo debe estar inclinado (la barandilla de una escalera puede ser ideal para colocarla), los niños se ponen en un extremo y por el otro, los dueños de la casa dejan caer por la tubería los caramelos y chucherías. Por supuesto, es clave que el 'candy chute' esté decorado lo más terroríficamente posible.

Los Kurzendoerfer, la familia de la iniciativa, se ha lanzado también a venderlos a 25 dólares (algo más de 21 euros), y con un fin benéfico: la mitad de lo recaudado se donará a comedores benéficos para que puedan a coger a sintecho el Día de Acción de Gracias (este año es el jueves 26 de noviembre).

Halloween Win! DC 8 year old selling socially-distanced candy slide & donating half the proceeds to charity ⁦@nbcwashington⁩ Folo & DM me if you want one & I’ll connect you #DC#Halloween2020pic. twitter. com/9Ravh4BbdJ— Jackie Bensen (@jackiebensen) October 17, 2020