Siete de cada diez vascos ahorraron durante el confinamiento una media de 320 euros al mes frente a los 367 del Estado

Siete de cada diez vascos ahorraron durante el confinamiento una media de 320 euros al mes frente a los 367 del Estado
Siete de cada diez vascos lograron ahorrar durante los meses más duros de la crisis de la Covid-19, según la encuesta elaborada por el Instituto BBVA de Pensiones, aunque la cantidad media ahorrada se sitúa por debajo de la media nacional, con un importe medio de 320 euros al mes frente a los 367 euros del conjunto de la población. La encuesta, realizada entre mayo y junio, se centra en analizar el impacto de la pandemia en las perspectivas de ahorro y jubilación. Para su elaboración, se entrevistó en todo el Estado a 2. 045 personas mayores de edad, entre el 27 de mayo y el 13 de junio en España, a las que se preguntó por su situación durante el confinamiento y por sus expectativas de ahorro a raíz de la crisis provocada por el covid-19. La encuesta revela el impacto que la pandemia ha tenido sobre la economía doméstica de muchas familias vascas. Del total de encuestados, el 62% asegura haber gastado menos durante los peores meses de la pandemia, porcentaje similar a la media del resto de España, si bien, siete de cada diez (70%) afirman que sí consiguieron ahorrar (frente al 57% de la media nacional). Con 320 euros, el importe medio mensual ahorrado se sitúa, sin embargo, por debajo del resultante para el conjunto de la muestra entrevistada (367 euros). Durante la realización de la encuesta, ya en el periodo de desconfinamiento, el porcentaje de personas que gastan menos que antes de la crisis del coronavirus supera el porcentaje correspondiente al conjunto del país, un 41% frente al 34% de media nacional. Por otro lado, mientras en ese periodo de desconfinamiento casi dos de cada tres entrevistados en el País Vasco están consiguiendo ahorrar algo (64%), la proporción para el conjunto de la población es uno de dos (49%). En cuanto al importe ahorrado, la cifra media se encuentra algo por debajo de la correspondiente al conjunto de la población (272 euros al mes frente a 299 euros de la media nacional). Asimismo, destaca el menor porcentaje de entrevistados en el País Vasco que durante la crisis han tenido dificultades para pagar sus recibos mensuales con los ingresos corrientes (4% frente a 12% de la media nacional). También es menor la proporción de vascos que han tenido que ayudar económicamente a un familiar (10% frente al 21% de España). En consonancia con la menor extensión de opiniones sobre la gravedad de la crisis y la intensidad de su impacto en los propios comportamientos, los entrevistados del País Vasco contestaron afirmativamente en menor proporción a la pregunta sobre si a partir de ahora van a intentar gastar menos y ahorrar más de lo que lo hacían antes de la crisis del coronavirus. Un 39% expresa esa intención (12 puntos por debajo de la media nacional), mientras que un 61% no prevé cambiar su comportamiento de consumo. AHORRO PARA LA JUBILACIÓNEn torno a uno de cada cuatro entrevistados del País Vasco (23%, excluyendo a los que cobran pensión de jubilación) han comenzado a ahorrar para la jubilación, frente al 32% de la media nacional. Los que ahorran con este propósito utilizan en mayor medida los planes de pensiones individuales y de empresa. La proporción de encuestados que, no habiendo empezado a ahorrar, consideran que es conveniente hacerlo, se sitúa en el 66%. Asimismo, respecto a la pregunta de a qué edad convendría empezar a ahorrar para la propia jubilación, la media resultante de las respuestas es superior a la que arroja el conjunto de la población (39,5 años frente a los 37 de la media nacional). Algunos de los encuestados también manifestaron haber albergado algún temor durante la crisis a no recibir su pensión, concretamente el 19%. Por otra parte, alrededor de cuatro de cada cinco pensionistas (78%) considera muy o bastante probable la congelación de las pensiones en los próximos dos años. En cambio, siete de cada diez (71%) consideran poco o nada probable que se produzca un recorte de pensiones a través de la eliminación de una paga extra. Por último, entre la población ocupada, el 57% de los encuestados ocupados o que se encuentran en situación de ERTE se sienten seguros de no perder su puesto de trabajo en los próximos meses, frente al 46% de la media nacional. Solo un 3% consideró "seguro" o "probable" perder el empleo en los próximos meses (porcentaje 8 puntos más bajo que la media nacional).