New Look obtiene luz verde a su plan de reestructuración e impone alquileres variables

New Look obtiene luz verde a su plan de reestructuración e impone alquileres variables
New Look abre la puerta a una revolución del retail en Reino Unido. La compañía ha obtenido el visto bueno de la mayoría de sus acreedores a su plan de reestructuración (company voluntary arrangement o CVA, en inglés), que establece que en el 12% de su red de tiendas pasará a pagar alquileres variables en base a las ventas. British Land, Landsec y Hammerson, los mayores caseros de New Look, han votado en contra del acuerdo, pero aun así ha salido adelante al obtener el apoyo de más del 75% de sus acreedores, el mínimo requerido. Entre los tres controlan unas cuarenta tiendas de la cadena. Con el acuerdo, New Look comenzará a pagar renta variable en 68 de sus 402 establecimientos. Si bien las rebajas de alquileres son comunes a casi todos los CVA, un acuerdo de este tipo es inédito en Reino Unido, según destaca la prensa local. En el marco del acuerdo, New Look también ha refinanciado su deuda y acordado una inyección de capital de cuarenta millones de libras, entre otras operaciones, por lo que su pasivo se reduce de 550 millones de libras a alrededor de cien millones de libras. Su firma trunca también los planes del grupo británico de ecommerce Boohoo, que se había interesado esta semana por la compra de la empresa si finalmente el CVA no salía adelante.