20 Minutos

Ágatha Ruiz de la Prada, desolada en el velatorio de Cristina Elena de Borbón

Ágatha Ruiz de la Prada, desolada en el velatorio de Cristina Elena de Borbón
Cristina Elena de Borbón von Handenberg fallecía a los 44 años el pasado jueves, 13 de febrero, a causa de un accidente. La noble, hija de Francisco de Borbón y Escasany –Duque de Sevilla y primo de Juan Carlos I–, no era la más mediática de la familia, pero sí una habitual en los círculos de la jet set. Por eso, durante su capilla ardiente, ubicada en el tanatorio de San Isidro de Madrid, se han dejado ver algunos rostros muy conocidos, como el de Ágatha Ruiz de la Prada

La diseñadora madrileña, una de las más afamadas de nuestro país, se acercaba hasta el velatorio organizado por la familia de Cristina Elena de Borbón, donde no faltaban sus padres ni tampoco su hermana Olivia –a quien estaba muy unida la fallecía–. Minutos más tarde, abandonaba el lugar en compañía de su hijo Tristán, quien consolaba a una Ruiz de la Prada incapaz de reprimir las lágrimas. Una época difícil

Aunque acaba de presentar con éxito su última colección en la pasarela de Madrid Fashion Week –en la que desfiló Alejandra Rubio, hija de Terelu Campos–, Ágatha Ruiz de la Prada no está atravesando su mejor época. Hace una semana, la diseñadora madrileña hablaba en exclusiva con la revista ¡Hola! de su ruptura con el empresario Luis Miguel Rodríguez, más conocido como El Chatarrero. "Debo ser la única imbécil en España que se cree que no ha habido ninguna infidelidad", decía de su ya expareja, con quien aseguraba no querer volver.

Quizá fuera por la mala relación que este tenía con su hija Cósima o por la fama de Casanova que él mismo le había contado que tenía, pero Ruiz de la Prada tiene claro que esta vez es la definitiva y que, aunque ahora “toca pasarlo mal”, todo se acaba superando.