Los casos de coronavirus en el mundo pueden ser seis veces mayores que los oficiales

Los casos de coronavirus en el mundo pueden ser seis veces mayores que los oficiales
La pandemia del coronavirus afecta o ha afectado a millones de pacientes en todo el mundo, pero las cifras podrían estar muy lejos de las reales. Investigadores australianos creen que el dato real podría ser incluso seis veces mayor.

Según Science Alert, este nuevo modelo desarrollado por científicos en Australia emplea un método llamado de 'retroceso', que proyecta el número de nuevas muertes diarias al revés, desde el momento de la muerte hasta el momento de la infección. Este modelo permite a los científicos evitar el uso de datos epidemiológicos y serológicos, que tienen la limitación del número de pruebas.

Al comparar las nuevas estimaciones con los casos oficiales confirmados, el equipo pudo predecir la tasa de infección 'verdadera' para cada país. Según sus resultados, a finales de agosto la tasa de infección poblacional era, de media, seis veces mayor que los casos reportados.

"A diferencia de las infecciones reportadas basadas en pruebas de ARN, el retroceso no depende de la cobertura o eficacia de las pruebas, que pueden ser muy diferentes entre distintas jurisdicciones y con el tiempo", escriben los autores del estudio.

Eso significa que es mucho más fácil de usar a nivel regional, nacional o incluso internacional que otros métodos. Además, debido a que no depende de que una nación haga pruebas generalizadas, puede ayudar a los expertos en salud pública a prepararse en áreas que tienen una capacidad limtada de realizar pruebas.

"En pocas palabras, analizamos las estadísticas sobre cuántas personas habían muerto por Covid-19 en un país determinado y luego trabajamos hacia atrás para ver cuántas personas tendrían que haberse infectado para llegar a esa cantidad de muertes", dice el científico de datos Steven Phipps, de la empresa Ikigai Research, en Australia.

"Nuestro método es un método novedoso y fácil de usar para estimar la verdadera tasa de infección siempre que haya datos fiables sobre el número de muertes atribuibles al Covid-19", añade Phipps.

Algunos dieron mejores resultados que otros. En Corea del Sur, se descubrió que el número real de infecciones era 2,6 veces mayor que las cifras reportadas, mientras que en Italia, el número de casos 'retroactivos' fue sorprendentemente 17,5 veces mayor.

En general, desde marzo, los países de todo el mundo han mejorado en la implementación de las pruebas de Covid-19, la formación de la población sobre los síntomas y las formas cada vez más precisas de detectar y rastrear la infección.

A pesar de esa mejora, las cifras internacionales siguen por debajo de la probable realidad. Incluso en Australia, que tiene uno de los mejores niveles de detección entre los 15 países estudiados, los investigadores dicen que la tasa de infección aún podría ser casi cinco veces mayor de lo que se informa.

"Encontramos que las infecciones por Covid-19 son mucho más altas que los casos confirmados en muchos países, y esto tiene implicaciones importantes tanto para el control como para la probabilidad de infección", dice el economista Quentin Grafton, de la Universidad Nacional de Australia.

"Estos hallazgos plantean serias dudas sobre cómo lidiamos con todas las facetas de la pandemia de coronavirus, incluida la morbilidad en curso y los impactos de por vida en la salud de las personas que han sido infectadas, cómo implementamos y administramos los cierres, y cómo nos aseguramos de estar en la cima de esta pandemia de manera más amplia ", añade Grafton. No es la primera discrepancia

Esta no es la primera vez que los científicos han encontrado una discrepancia entre los casos reales de Covid-19 y las infecciones reportadas. Prácticamente desde el principio, los expertos han advertido que probablemente se esté subestimando la verdadera extensión de la propagación viral.

No es fácil determinar la causa de la muerte por el nuevo coronavirus cuando las pruebas son limitadas, los síntomas a menudo se superponen con otras enfermedades y las personas más vulnerables tienen afecciones médicas preexistentes.

Muchas estimaciones hasta la fecha han comparado la tasa total de muertes en 2020 con la que sería normalmente en cualquier otro año, o han utilizado pruebas de anticuerpos para volver atrás e identificar a las personas que no se incluyeron en las cifras iniciales de casos, posiblemente porque mostraron pocos o ningún síntoma.

La mayoría de los modelos epidemiológicos coinciden en que las infecciones reales superan con creces el número de casos confirmados, pero no está tan claro exactamente en qué medida y cómo eso cambia con el tiempo.