Sánchez pide al sector del turismo que se prepare para que la temporada empiece en julio

Sánchez pide al sector del turismo que se prepare para que la temporada empiece en julio
"Lo más duro ha pasado. Vemos el final del túnel". Así ha comenzado Pedro Sánchez su discurso este sábado en el que ha celebrado que la mayoría de España se encuentra ya al menos en la fase 1 de la desescalada a partir del lunes. El presidente del Gobierno ha asegurado que, pese a que el virus sigue existiendo, se han cumplido los objetivos marcados doblegando la curva y permitiendo frenar su expansión por lo que considera que el país está preparado para poner en marcha la campaña turística de este año. Por eso ha pedido al sector que se prepare para acoger turistas a partir del mes de julio. No obstante, a partir del martes se decretarán diez días de luto oficial. "Les anuncio que habrá temporada turística este verano -ha expresado-. Invito públicamente a establecimientos turísticos, bares, restaurantes destinos playa e interior que se preparen para acoger a los españoles y animo a los españoles a planificar sus vacaciones ya. Muchos podrán hacerlo yo a finales de junio y en adelante". "Iremos avanzando con paso firme reactivando nuestra economía", ha afirmado Sánchez, que se ha referido específicamente a sectores "golpeados" como el turismo o la hostelería. El sector del turismo supone un 12% del PIB español y un 13% del empleo. Sánchez ha asegurado, además, que España será un destino seguro para los turistas extranjeros. "El turismo necesita seguridad en origen y destino no correrarán ningún riesgo y tampoco traerán riesgo", ha dicho Sánchez que ha anunciado dos sellos: uno sanitario y otro medioambiental. Sánchez también ha informado de que el próximo martes el Consejo de Ministros  decretará diez días de luto oficial por las más de 27. 000 víctimas de la COVID-19 en España. Las banderas ondearán a media asta. El presidente del Gobierno ya adelantó que decretaría el luto una vez que la mayoría de España se encontrara en una fase más avanzada de la desescalada. A partir del lunes, todo el territorio estará en fase 1. Además, la pretensión del Gobierno es realizar un homenaje de Estado en las próximas semanas que presidirá el jefe del Estado. Sánchez, que se reunirá con los presidentes autonómicos en la undécima videoconferencia desde que se decretó el estado de alarma, ha comparecido tras una de las semanas más convulsas para el Gobierno a raíz del acuerdo con EH Bildu a cambio de su abstención en la quinta prórroga. Sánchez dio la orden de negociar a varias bandas ante el temor a no conseguir los apoyos necesarios. PSOE y Unidas Podemos suscribieron un acuerdo con la formación abertzale que contemplaba la derogación íntegra de la reforma laboral antes de que terminen las medidas económicas extraordinarias activadas a raíz de la emergencia sanitaria que desairó a la patronal forzando una rectificación de los socialistas que rebajaron el compromiso a los aspectos más lesivos de esa reforma.