América teme un impacto del coronavirus mayor que en Europa

América teme un impacto del coronavirus mayor que en Europa
Europa sigue intentado paliar una crisis casi sin precedentes. Pero el problema del coronavirus es global, y en América las medidas también están llegando. Una de las voces que más ha relativizado el asunto ha sido Donald Trump. Pero el presidente de EE UU ya se ha caído del guindo y declaró la emergencia nacional.  Asimismo, movilizó a la Guardia Nacional en Nueva York, California y Washington. El país acumulaba 52. 145 casos positivos este martes y sigue faltando "una estrategia clara" para paliar el brote. "En Estados Unidos ha habido un cúmulo de fracasos a nivel nacional", comenta a 20minutos la analista de Elcano Carlota García Encina. Hay que recordar que las competencias en salud están en manos de cada estado, pero "en caso de pandemia se mira al Gobierno federal en busca de soluciones". Mapa del coronavirus en España: cifra de muertos, contagios y recuperados

"Al principio Trump le quitaba hierro al asunto, pero en los últimos días ha habido ya un cambio de estrategia", reconoce García Encina. Pero uno de los errores clave fue que el país "quiso hacer sus propias pruebas" en lugar de recurrir a las de la OMS "y eso provocó retrasos". Cuando la situación parece recrudecerse, la Casa Blanca sigue sin tener "un dibujo claro de cuál es la situación". La experta es rotunda: "Washington no está siendo contundente". Trump, de hecho, parece tener otros intereses. "La respuesta que ha dado se basa en medidas económicas, mucho dinero, pero muy mala reacción a nivel sanitario", prosigue García Encina.

Según el politólogo Edu Bayón, en medio de la pandemia "sigue muy presente la guerra comercial con China", pero además, avisa de un escenario inevitable: "Estados Unidos tiene un sistema sanitario que nos llevará a cifras terribles". Eso lo secunda también Carlota García Encina, que asegura que "es de esperar que las cifras de afectados se disparen". Y mientras, Donald Trump tiene la mirada girada hacia otro lado. "Estamos en año electoral, y la principal baza de Trump era que la economía iba bien", pero ahora con esta crisis "eso va a cambiar", lo que le puede lleva a "perder las elecciones".

En Latinoamérica las medidas sí han sido y son más drásticas. Implican el cierre de escuelas y fronteras, y algún tipo de aislamiento obligatorio. Además, en Ecuador y Bolivia hay "toque de queda parcial". Se ampliaron las horas e incluso se amenaza con cárcel a los infractores. Eso sí, los expertos avisan de que muchos de estos países cuentan con sistemas sanitarios "que tienen muchas deficiencias". Por ello sus pasos han ido enfocados a mejorar los servicios a los pacientes, pero no solo eso: los gobiernos han aprobado ayudas para los colectivos más desfavorecidos. ¿Por qué? Por temor a que la crisis del coronavirus desemboque en revueltas sociales.

La excepción es Brasil, a pesar de ser el país de la zona con más casos (2. 100 según cifras de este martes). El presidente, Jair Bolsonaro, ha suavizado el problema e incluso ha roto la unidad de acción nacional. Tanto es así, que algunos estados empezarán la cuarentena esta misma semana. El Gobierno permite a los empresarios no pagar a los trabajadores mientras dure la cuarentena.

Al mismo tiempo que se toman precauciones a nivel sanitario, las autoridades adoptan nuevas medidas de calado social. "Cuanto más desigual sea un país, más llevarán estos grupos vulnerables el peso del impacto económico de la pandemia y menos recursos tendrán para combatirla", explicó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.