Así es la estrategia del queso suizo para protegerte del coronavirus

Así es la estrategia del queso suizo para protegerte del coronavirus
A primera vista, puede parecer que no existe relación entre el queso y el coronavirus, pero el virólogo neozelandés Ian M. Mackay ha desarrollado una teoría, la del queso suizo, para ayudar a protegernos de la pandemia.

En palabras recogidas por la BBC, Mackay se explica: "Ninguna medida aislada de prevención que tratemos de implementar para combatir la covid funciona al 100%, pero cuando comenzamos a juntar diferentes capas (medidas) creamos una barrera para prevenir ese riesgo".

Mackay muestra así cómo cada loncha de queso suizo (que representa una medida) tiene sus agujeros (imperfecciones) y cómo combinarlas puede resultar en una mayor protección frente al virus.

"Sabemos, por ejemplo, que las mascarillas son útiles, pero por sí solas no bastan. Las vacunas serán una buenísima noticia, pero incluso cuando llegue la primera —en algún momento del próximo año— no resolverá por sí sola la pandemia", dice Mackay.

"Es vital tener en cuenta todas las capas (medidas) en lugar de una sola. Y cada una de ellas tiene sus complejidades. Por ejemplo, no todas las mascarillas son igual de efectivas o se usan adecuadamente, por eso cada una de ella tiene varios agujeros o imperfecciones", señala este virólogo.

Para él, el distanciamiento físico es la medida más importante: "Un virus respiratorio no puede propagarse entre dos personas que estén muy lejos. Las otras capas pueden variar de orden en función de las circunstancias".

Otras medidas importantes son: uso de mascarillas, higiene de manos, taparse al toser, limitar el tiempo en espacios concurridos, hacer cuarentenas o contar con un sistema de ventilación o filtración de aire.

"Las imperfecciones de varias capas se pueden sumar y dejar pasar el virus —en diferentes situaciones— por eso deben implementarse múltiples medidas que reduzcan el riesgo. Cuantas más capas, más fácil será tapar esos agujeros", dice Mackay.

"Si hay varias personas en una habitación bastante cerca entre sí pero la habitación está bien ventilada, tienen menos opciones de contraer el virus que si no hay ventilación", pone como ejemplo.

"Al implementar múltiples intervenciones, aumentan realmente las posibilidades de que exista el menor riesgo posible de que se propague el virus", afirma.