Euskadi pasa a la fase 2 con los indicadores de contagios más bajos que nunca

Euskadi pasa a la fase 2 con los indicadores de contagios más bajos que nunca
El Ministerio de Sanidad ha confirmado que Euskadi en su conjunto puede transitar este lunes 25 de mayo de la fase 1 a la fase 2 de la desescalada de la pandemia, lo que supondrá menores restricciones de movilidad o de esparcimiento. El Gobierno vasco -que explicará este sábado las especificidades de la nueva etapa- ha considerado esta decisión como "una muy buena noticia" porque "ofrecerá a la población vasca seguir avanzando en la recuperación de la nueva normalidad". Las autoridades sanitarias vascas, según han expresado en un comunicado, consideran que Euskadi está "preparada" para dar el salto tanto por motivos epidemiológicos -pocos contactos- como asistenciales -poca ocupación de los hospitales y de las UCI y plan de contingencia en caso de repunte-. "La decisión viene a confirmar que la propuesta realizada por el Gobierno vasco fue, de nuevo, adecuada", se felicita el Ejecutivo de Iñigo Urkullu. "La tendencia respecto a los nuevos casos positivos e ingresos hospitalarios es buena y Euskadi ha logrado superar la etapa de expansión de la pandemia evitando el colapso sanitario", ha destacado. Datos positivos para el salto de faseEn efecto, Euskadi encara el salto a la fase 2 -que se iniciaría el lunes 25 de mayo- con unos buenos indicadores, según la última actualización de datos de Osakidetza. La tasa de incidencia se sitúa en 14,95 casos (se mide en el promedio de las últimas dos semanas por cada 100. 000 habitantes), la más baja desde el 10 de marzo. El denominado R0 -casos derivados de cada positivo- baja a 0,59, casi el mínimo de toda la serie histórica. Y, en las últimas 24 horas, son 13 los nuevos contagios y hay un territorio, Gipuzkoa, en el que no los hay desde hace días. En cuanto a la parte asistencial, quedan 36 personas en la UCI, pero está muy lejos del pico de unas 230 en los peores momentos. Tres personas han tenido que ser hospitalizadas en las últimas horas. En la red de hospitales de Osakidetza quedan 324 personas ingresadas. Los casos activos son 669 y las personas dadas de alta o recuperadas alcanzan las 17. 098. Son un 88,8% de los positivos totales conocidos durante la pandemia, 19. 254. Como ocurre desde hace días, no hay información por territorios. En la parte negativa, eso sí, continúan registrándose fallecimientos. Han sido cuatro en las últimas 24 horas y son ya 1. 487 en total. Tampoco aquí hay un desglose territorial. Se pueden consultar aquí todos los datos. La fase 2 permitirá menores restricciones a la ciudadanía. Está por ver cómo se ajustan algunas peticiones del Gobierno vasco para que los locales de hostelería tengan más aforo (hasta un 50% en sus interiores) y si se abre la puerta o no a reuniones de familias o amigos más allá de las terrazas. La movilidad, en todo caso, se limita aún a la provincia o territorio histórico salvo causas laborales o justificadas. Las consejeras de Salud, Nekane Murga, y Arantxa Tapia, comisionada por el lehendakari para liderar la desescalada, explicarán los detalles el sábado. "El Gobierno vasco se encuentra a la espera de conocer los últimos detalles de la regulación de las nuevas condiciones de flexibilización que vayan a darse en esta nueva fase y que deberán ser concretadas en una orden del Ministerio de Sanidad. Una vez que se conozcan todos los extremos de dicha orden ministerial, el Gobierno vasco procederá a cerrar la normativa que regule los aspectos que se circunscriben a Euskadi", ha indicado el Ejecutivo. Todo a punto a una fase 2 más ajustada a los términos de otras zonas en la misma situación, ya que la entrada en la fase 1 fue 'sui generis', con algunas restricciones adicionales por "prudencia". Sin embargo, a los pocos días se consideró "superada" la emergencia sanitaria y se convocaron elecciones para el 12 de julio. Con todo, el Departamento de Salud reclama "mantener la cautela" y "seguir las recomendaciones", tales como guardar distancias, usar mascarillas de manera generalizada y extremar el lavado de manos.