Este es el factor determinante para comprar un coche de segunda mano

Este es el factor determinante para comprar un coche de segunda mano
Los coches de segunda mano son una buena opción para aquellos que, estos días, prefieren moverse con un vehículo privado pero no quieren (o no pueden) gastar la gran suma de dinero que supone la compra de un coche nuevo a estrenar. ¿Sabes por qué se devalúa tu coche?

Según han demostrado las estadísticas, los conductores han sabido apreciar las ventajas de este mercado durante los meses de verano y las ventas de los coches de segunda mano han comenzado a subir.

Pero, más allá del precio, ¿cuál es el factor determinante que convence a los conductores para quedarse con este o aquel modelo de ocasión? Pues no es otro que el kilometraje del modelo en cuestión. 

Y es que la cantidad de kilómetros recorrida por un vehículo es determinante para saber las revisiones que necesita, el mantenimiento al que es necesario someterlo, de la fiabilidad y vida útil que le queda por delante al modelo en cuestión. . . Por eso la mayoría de compradores se fijan en el dato del cuentakilómetros. Cuatro trucos para descubrir si el cuentakilómetros del coche que vas a comprar ha sido manipulado

Según el Libro Blanco de Ganvam, que recoge los resultados de un estudio realizado en España sobre el mercado de vehículos de ocasión desde la perspectiva del cliente o potencial cliente, los compradores muchas veces dudan de que la cifra de kilómetros sea real y es el aspecto de un vehículo de ocasión que más intranquilidad les genera. 

Cabe recordar que durante muchos años fue muy popular el timo del cuentakilómetros, por el que se manipulaba la cifra del registro del coche y se engañaba al comprador. En la época de los coches modernos y electrónicos, este tipo todavía puede llevarse a cabo pero se trató de ponerle freno con el registro de la DGT donde se pueden consultar los datos del coche de segunda mano que se desee comprar. 

Con la consulta de este registro se puede comprobar si el kilometraje que declara el vendedor es el real y, así, se puede hacer la estimación de las futuras reparaciones o sustituciones que va a necesitar el vehículo. Es un modo de calcular el gasto y de saber si el precio a pagar es justo o no.