Tractoradas multitudinarias en varias ciudades para pedir medidas al Gobierno: "Basta de engañar a los agricultores"

Tractoradas multitudinarias en varias ciudades para pedir medidas al Gobierno: "Basta de engañar a los agricultores"
Varios miles de agricultores y cientos de tractores colapsan este viernes el tráfico del centro de Valencia con una multitudinaria protesta bajo el lema "Prou d'enganyar als agricultors" ("Basta de engañar a los agricultores"), convocada por Asaja, La Unió de Llauradors y UPA, que tiene como principal objeto reclamar precios justos para los productores agrícolas. Las reivindicaciones, que se repiten en otras ciudades como Lleida, tienen lugar el mismo día en que se reúnen la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y la sección agraria de los sindicatos, con la presencia también del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias. La protesta del mundo rural también se ha notado en Lleida. Más de 450 tractores y unas 1. 500 personas, según la Guardia Urbana, han colapsado el centro de Lleida en la manifestación unitaria del sector agrícola más multitudinaria que se recuerda en la ciudad. Los convocantes han puesto de manifiesto el "grito de emergencia" del mundo rural y han reclamado a las administraciones que pasen de las palabras a los hechos. La protesta ha reivindicado la agricultura como fórmula para evitar el despoblamiento rural. Los agricultores, así como varios alcaldes de municipios de Lleida, han pedido revertir la grave crisis de precios que hace más de 5 años que se arrastra y que se puedan salvar las explotaciones. También han exigido que se invierta en todos los sectores de la agricultura para que las pérdidas no se concentran tan solo en el sector de la fruta dulce, muy presente en Lleida. El sector ha pedido además sanciones a los mercados que no respeten los precios justos. La marcha de Valencia, en la que participan cargos públicos del PSPV-PSOE, PP, Compromís, Ciudadanos y Unides Podem, se ha visto obligada a adelantar la cabecera, en la que marchan varios tractores y cosechadores, algunas de ellas con altavoces y otras con almendros, debido a la gran afluencia de manifestantes. La amplia movilización de tractores y maquinaria agrícola ha motivado que se establezca un amplio dispositivo de Policía Local y Nacional para garantizar el desarrollo de la marcha e intentar regular el tráfico en el resto de la ciudad. Entre los asistentes a la manifestación son mayoría los pequeños propietarios, algunos de los cuales portaban cruces adornadas con naranjas y crespones negros, y pancartas con lemas como "La agricultura se va a la sepultura" o "Hemos perdido todo, hasta el miedo". Los agricultores piden al Gobierno que persiga la venta a pérdidas, en la que, según las principales organizaciones agrarias, incurren las grandes superficies comerciales, que se amplíen los fondos para seguros, que se habiliten depósitos para crisis, que se exijan controles fitosanitarios y laborales a los países exportadores, y que se estudie el impacto económicos de los acuerdos comerciales con terceros países. Reunión con TrabajoLa reunión entre la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y la sección agraria de los sindicatos ha comenzado con la presencia del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, pero sin la participación de las organizaciones agrarias (Asaja, COAG y UPA), que fueron desconvocadas ayer por la noche. En la reunión está previsto tratar los subsidios agrarios que se conceden a través del Acuerdo para el Empleo y la Protección Social Agraria (Aepsa, el antiguo PER), según fuentes sindicales. En una entrevista en RNE esta mañana, la ministra ha avanzado que su departamento estudia medidas y cambios legislativos para reforzar las competencias de la Inspección de Trabajo en el sector agrario. Ha apuntado, asimismo, que el objetivo es "reaccionar rápido al informe del relator de ONU que ha descrito con una crudeza y evidencia grande las condiciones en las que trabajan y viven las personas en la recolección de fresa en Huelva".