Los descuentos en IKEA gracias a Google Maps ya son una realidad

Los descuentos en IKEA gracias a Google Maps ya son una realidad
Pocas empresas hay que sepan adaptarse tan bien a las diferentes épocas como IKEA. La multinacional sueca, una de las empresas más globalizadas del mundo, ha demostrado en varias ocasiones que son capaces de ir mucho más allá de lo que se espera de ellos. Xiaomi e IKEA se asocian para controlar los dispositivos conectados Si Xiaomi es una de las marcas con más dispositivos conectados e IKEA una de las empresas internacionales con mayor difusión, ¿qué pasaría si se aliaran?El último movimiento de la firma se está probando en Dubai, donde una de sus tiendas ofrece descuentos a sus usuarios en función de la distancia que hayan recorrido para llegar a la tienda. Mientras mayor haya sido tu viaje, mayor es el beneficio. Usando la Cronología de Google MapsY si la acción en sí misma es llamativa, más aún es la forma en la que los empleados comprobarán la distancia. Para que no sea fácil de replicar de forma fraudulenta, tendremos que mostrar en nuestro perfil de Google Maps el recorrido que hemos hecho para llegar a la tienda, que queda anotado en la cronología. De esta manera, en función de la distancia que hayamos recorrido tendremos descuentos de un importe u otro. Es una forma bastante original de incentivar a los potenciales compradores a ir a la tienda incluso si viven lejos. Esta función de Google Maps es bastante potente e incluso ya os he contado cómo una vez me ayudó a saber dónde había aparcado mi coche. Descuentos incluso si coges 5 minutos el cocheAunque los descuentos están vinculados a la distancia que recorramos para llegar, no hay un mínimo. Por ejemplo, si vivimos cerca y tardamos 5 minutos en llegar, podemos optar a un perrito caliente. Si tardamos una hora, podemos comprar gratis una mesa, y si el viaje es mucho más largo incluso una estantería. Por ahora no sabemos si este tipo de movimientos llegará a otras tiendas, y tendría lógica que así fuera, al menos para incentivar la visita en ciertos horarios. No es lo mismo visitar un IKEA un lunes a las 10 de la mañana que un sábado a las 11.