Familiares de la residencia pública de Santa Coloma de Gramenet alertan de la situación límite con 38 ancianos aislados con fiebre y un fallecido

Familiares de la residencia pública de Santa Coloma de Gramenet alertan de la situación límite con 38 ancianos aislados con fiebre y un fallecido
Victoria Fuertes hace solo 19 días que ingresó a su padre, de 78 años, en la residencia pública Ramon Berenguer de Santa Coloma de Gramenet, en Barcelona, tras tres años en lista de espera. 

La crisis del coronavirus ya tenía en alerta a las autoridades pero aún no se habían decretado medidas de confinamiento. A la semana de estar allí saltó la alarma y el miércoles pasado se detectó a un residente con fiebre. Victoria habló por última vez con su padre el día 19, precisamente el Día del Padre. 

La dirección del centro le informa de su situación de manera continuada y por eso sabe que su padre no está entre las 38 personas mayores con fiebre aisladas en habitaciones individuales en dos plantas de una de las alas del edificio. "Debido a los protocolos no están siendo derivados a los hospitales pero es que las residencias no son centros sanitarios. Están atendiendo a enfermos muy vulnerables con solo un doctor" (Victoria, tiene a su padre de 78 años en el centro)

En la residencia, en el barrio del Singuerlin, viven 154 personas y entre el personal ya se ha localizado algún afectado con fiebre. 

"A los internos sin fiebre no podemos llamarlos ni visitarlos. Los enfermos sí que pueden recibir videollamadas de familiares para que se animen. A mi padre le ha pillado todo esto en plena etapa de adaptación", comenta esta mujer que traslada la preocupación de todos los familiares de estos mayores. "Se están dejando literalmente la vida"

Se quejan de la "falta de material" entre los trabajadores del centro (un centenar que se organizan en grupos de 25 personas) y de que estos profesionales, aunque "están dando el 200%", están superados y exhaustos. "Se están dejando literalmente la vida", dice Victoria, que destaca que en estos momentos hay "250 personas con un riesgo muy elevado" a nivel sanitario. Algunos están con fiebre o en cuarentena.

De ahí la llamada de socorro de Victoria: "Debido a los protocolos no están siendo derivados a los hospitales pero es que las residencias no son centros sanitarios. Están atendiendo a enfermos muy vulnerables con solo un doctor y auxiliares de diferentes categorías". La fiscalía de Cataluña investiga las muertes en dos residencias de BarcelonaLimpieza y desinfección con sus propios medios

Entre estas carencias se encuentra la desinfección e higiene, que esta plantilla está acometiendo "con el propio personal de limpieza propio y externo que han contratado y siendo estas tareas compatibles con la estancia de los residentes". La intervención del Ejército para desinfectar, indica Victoria, "implicaría el traslado de los residentes y sería peligroso para ellos, sobre todo para todos aquellos que ya carecen de movilidad". 

Por suerte, Victoria comenta que estos trabajadores "ejemplares" les envían vídeos y fotos cada día para "tranquilizarnos". Igualmente, los familiares siguen muy preocupados, sobre todo desde ayer: "Hubo un fallecido el pasado lunes y lo que tememos es que hayan muchos más". Respuesta del ayuntamiento

También les ha reconfortado la respuesta de la alcaldesa de la población, Núria Parlon (PSC), que tras ser alertada de la situación por ellos el pasado domingo intercedió para que acudiera el 061 a hacer las pruebas de covid-19. 

Desde el pasado miércoles pasaron el sábado a 14 internos con fiebre y el domingo a 17. Los test no se han realizado ni al resto de residentes ni al personal. De las 17 pruebas cuatro dieron positivo en coronavirus, tres negativo y hay una decena a la espera de resultado este martes. Salut ha repartido 50. 000 mascarillas y guantes en residencias

El departament de Salut ha atendido este martes a 20minutos. es para comentar que, sobre esta residencia, no tienen por el momento una respuesta concreta pero que sí que avanzan que, entre el pasado fin de semana y el lunes, "han hecho llegar a las residencias 50. 000 mascarillas y guantes". Salut remarca que el Govern "ha decidido que los profesionales del ámbito de la salud y de las residencias y servicios sociales tienen la misma relevancia y prioridad a la hora de recibir material de protección" en esta crisis sanitaria

En estos días, Salut está centrada en "conseguir más material de protección y hacerlo llegar lo antes posible a estos centros". Trabajan conjuntamente con la patronal de las residencias, ACRA, en un 'call center' que recoge todas las demandas de material y de personal y los distribuye según las necesidades más urgentes. 

Salut remarca que "desde el Govern se ha decidido que los profesionales del ámbito de la salud y de las residencias y servicios sociales tienen la misma relevancia y prioridad a la hora de recibir material de protección". También confirma que los tests rápidos encargados por el Gobierno central podrían llegar el jueves que viene a Cataluña. 

La consellera de Salut, Alba Vergès, dio el pasado martes datos sobre el impacto del coronavirus en las residencias de mayores catalanas: del millar existente, 70 ya han registrado positivos lo que supone un total de 212 casos. El fiscal superior de Cataluña ordena investigar las 21 muertes en Olesa de Montserrat y Capellades

La preocupación de estos familiares es máxima teniendo en cuenta que este mismo martes se daba a conocer que la Fiscalía General del Estado abrió el pasado lunes una investigación sobre las muertes de ancianos en algunas residencias del Estado (en Madrid el Ejército se ha encontrado con personas muertas o abandonadas durante la entrada en algunos geriátricos para llevar a cabo trabajos de desinfección). La Fiscalía investigará el hallazgo de ancianos muertos en residencias durante la tarea de desinfección por coronavirus

El fiscal superior de Cataluña ha ordenado investigar las muertes por coronavirus en las residencias de Olesa de Montserrat y Capellades. A estos casos se podrían añadir otros que vayan apareciendo. 

En la residencia Santa Oliva de Olesa han fallecido 9 de los 18 internos que fueron ingresados en el Hospital de Martorell y en Capellades, de la Fundació Consorts Guasch, murieron 12 de los 83 internos. La coordinadora de residencias exige test para internos y plantilla

La coordinadora de Residències 5 + 1 ha emitido este martes un comunicado en el que pone en conocimiento de la opinión pública las carencias en los geriátricos catalanes que están aflorando a raíz de la profunda crisis del coronavirus que vive España. 

Denuncian falta de personal, de efectivos sanitarios (al no haber médicos las 24 horas y el servicio de 20 horas semanales se está mostrando insuficiente), la escasez de enfermeras en el turno de noche, la falta de material para aislar a las personas mayores que den positivo y la no formación del personal para atender a estos residentes infectados. 

Por todo ello, la coordinadora exige a la Generalitat facilitar mascarillas EPI a las residencias para que los trabajadores no sean la vía de entrada del virus a los centros de mayores, pues son los que salen a la calle. También que se hagan los test a personal y ancianos, no solo a los internos que hayan dado positivo. Y el traslado de los enfermos a hoteles medicalizados o centros médicos. La coordinadora de residencias catalanas reclama el traslado de los enfermos de los geriátricos por coronavirus a hoteles medicalizados o centros médicos