Los retos tecnológicos que deja la nueva normalidad en las empresas

Los retos tecnológicos que deja la nueva normalidad en las empresas
La vida tras el coronavirus implica multitud de cambios en los hábitos de los ciudadanos, pero también en la inmensa mayoría de los negocios, que se han visto obligados a reinventarse o modernizarse para poder seguir en marcha durante esta nueva normalidad. Como ejemplos recientes de ello tenemos a Alexia, la robot que sirve cañas en un bar de Pamplona como si de una camarera humana se tratase, o a ZenZoe, el robot que desinfecta el Hospital de Burgos. Para facilitar esa adaptación a estos nuevos tiempos, la Fundación Empresa y Sociedad ha lanzado una iniciativa que pretende solucionar las necesidades tecnológicas de las empresas de una manera rápida y resolutiva. Tecnología como pilarFrancisco Abad, fundador y director de la Fundación Empresa y Sociedad, nos comenta que tras la crisis del coronavirus muchas grandes compañías se ven ante el reto de adaptarse velozmente a las nuevas medidas de distanciamiento social. Francisco Abad, fundador y director de Fundación Empresa y Sociedad. Fundación Empresa y Sociedad OmicronoDesde la Fundación quisieron poner su granito de arena, razón por la que han puesto en marcha los e-sprints B2B, una iniciativa que consiste en que las empresas expliquen un problema concreto que quieran resolver. Después, las diferentes startups o scaleups podrán presentar sus soluciones tecnológicas para solventar el reto en cuestión. Como es lógico, ganarán aquellas que mejor se adapten a las exigencias de la empresa. Abad nos explica que han recibido un "aluvión de candidaturas", más de 900 scaleups que creen estar preparadas para resolver los retos de las firmas. Cabe recalcar que participan desde empresas del prestigio de IBM, Sacyr, Ibercaja o AON, hasta organizaciones como Cáritas, OXFAM Intermón o la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL). Ascensores por vozEstá planeado que los ganadores de los retos se anuncien el próximo día 13 de julio, nos anuncia Abad. Entre los 27 retos tecnológicos que se han presentado hay un poco de todo, aunque algunos llaman bastante la atención. Retos tecnológicos iniciativa Fundación Empresa y SociedadEn el caso de la Fundación ONCE, su reto consiste en una alternativa al tacto para dar indicaciones a los ascensores, ya sea usando la voz o mediante la utilización de gestos o de apps. Un reto bastante lógico teniendo en cuenta que una de las medidas contra el coronavirus consiste en evitar tratar de tocar superficies, algo especialmente complicado para las personas con problemas visuales. Firma electrónica. Ivnosys OmicronoOtro ejemplo es el del Hospital 12 de Octubre de Madrid, cuyo reto exige una solución digital para poder firmar electrónicamente y de manera remota, algo que nos evitaría a muchos tener que pasar por los centros sanitarios. Según datos del propio hospital, generan más de 170. 000 consentimientos al año que tienen que firmarse. IoT y carreras virtualesAsimismo, la Fundación Oxfam Intermón ha pedido diseñar una experiencia vivencial, solidaria y gamificada en la que la actividad física sea el hilo conductor. ¿Crearán una especie de carrera virtual?IBM ha querido participar lanzando dos retos al aire. El primero consiste en mitigar el impacto del cambio climático mediante soluciones tecnológicas, mientras que el segundo pretendería reducir el efecto de la COVID-19 mediante la tecnología. En ambos casos, la multinacional ofrece un premio de 200. 000 euros a los ganadores. Reto de IBM para la Fundación Empresa y SociedadÉstos son solo algunos de los ejemplos, pero Abad explica que también han recibido retos relacionados con la desinfección de grandes áreas y la seguridad sanitaria de los establecimientos, así como otros de ciberseguridad, Big Data, Internet de las Cosas e incluso el rediseño de un hotel al completo, desde las reservas hasta la experiencia en la habitación. Abad asegura que la crisis del coronavirus ha provocado que tanto la sociedad como las empresas hayan "crecido tecnológicamente en pocos meses lo que de otra manera hubiera implicado varios años". Nos pone como ejemplo el teletrabajo y la formación online, que han terminado de despegar con la pandemia. También nos habla de la "importancia de la digitalización para que las empresas sean más eficientes, así como el rol de los robots en las líneas de producción ". ¿Tendrá razón Abad y el coronavirus significará un cambio de paradigma en la relevancia de la tecnología en la sociedad? Solo el tiempo nos dirá si estaba en lo cierto o si muchas empresas volvieron a dar un paso atrás con la vuelta a la normalidad.