Nacen dos gemelos mientras su madre estaba en coma por la Covid-19

Nacen dos gemelos mientras su madre estaba en coma por la Covid-19
La increíble historia de la familia Uke es una de las que hacen creer que hay luz al final del túnel que ha dibujado la devastadora pandemia de coronavirus, que ha dejado ya más de 57,7 millones de casos y más de 1,3 millones de muertos en todo el mundo.

Perpetual Uke, consultora de reumatología en un hospital de Birmingham (Reino Unido), empezó a encontrarse mal a finales del pasado mes de marzo y poco después fue ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos de un centro hospitalario, según recoge BBC.

Su estado era tan grave que los médicos decidieron conectarla a un respirador mecánico que la ayudase a respirar y la indujeron en coma para impulsar su recuperación. Había dado positivo en Covid-19, y estuvo inconsciente durante 16 días.

Perpetual estaba embarazada cuando ingresó, y tuvo a sus bebés mientras permanecía dormida. Sus dos gemelos nacieron por cesárea el pasado 10 de abril con apenas 26 semanas de gestación. Para Uke, que es madre de otros dos niños, recobrar la consciencia dos semanas después del parto "fue increíble", e incluso no podía creer que fueran sus hijos.

"Cuando me mostraron las fotos, eran tan pequeños, no parecían seres humanos, no podía creer que fueran míos", asegura. Los bebés, a los que ha llamado Sochika Palmer y Osinachi Pascal, pesaban 770 y 850 gramos, respectivamente.

Su marido, Matthew Uke, recuerda sobre las semanas que su esposa estuvo en coma que "fue realmente aterrador" y "cada día que pasaba esperaba que mi mujer no estuviera entre los muertos". El hombre confiesa que "somos un equipo y la idea de que ella pudiera no estar allí fue realmente difícil de aceptar".

Fue una gran noticia para todos que despertara y se recuperara. La mujer explica que sufrió un "delirio de la UCI", y que estaba "tan confundida" que le costaba creer que había pasado por un parto.

Sus pequeños fueron dados de alta tras haber permanecido ingresados casi tres meses en el hospital y mejoran "a medida que pasan los días", cuenta su madre. "Nunca hubiera querido que pasaran por este difícil camino al comienzo de sus vidas. No pudieron ver a su madre durante dos semanas, lo que obviamente me entristeció mucho. Pero lo más importante es que las cosas han salido bien", dice aliviada.