Yolanda Díaz considera "estéril" el debate sobre el impacto del SMI en el campo y niega la segmentación

Yolanda Díaz considera "estéril" el debate sobre el impacto del SMI en el campo y niega la segmentación
La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha asegurado este viernes que el debate sobre el impacto del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en el campo “está zanjado” y que es “estéril”, además de negar cualquier posibilidad de segmentarlo por territorios al considerar que sería “un error”.

En una entrevista en RNE recogida por Servimedia, Díaz ha respondido así al ser preguntada por las críticas procedentes de empresarios del campo que consideran que la subida del SMI supone un problema para ellos y a las propuestas de algunos sectores políticos de instaurar un SMI diferenciado por el territorio español en función de los precios de cada región.

“No hay ningún dato empírico que permita concluir lo que se está hablando”, ha declarado la ministra, que ha destacado que los problemas del campo “nada tienen que ver con el SMI” y que éste “sirve para fijar un suelo de mínimo que ha de ser, justo por ser un elemento de protección, igual en todas las comunidades autónomas”.

En cuanto a su segmentación territorial, Díaz señaló que supondría “una distorsión” y un “error” y que “las reglas de unidad de mercado deben operarse”. A este respecto, además, añadió que las diferencias de precios entre los distintos territorios ya se reflejan “en una herramienta fundamental como los convenios colectivos”. Reunión con asociaciones agrarias

Respecto a la reunión que mantendrá este viernes con varios sindicatos agrarios y si en ella se tratará la posibilidad de reducir las peonadas necesarias para recibir el subsidio agrario, el PER, la ministra ha señalado que no se tratará el PER en el encuentro, y que, al ser el primer encuentro colectivo son estas organizaciones, se trata de escuchar sus propuestas y reclamaciones.

“Vamos a reflexionar la medida de cómo puede contribuir el Ministerio a paliar situaciones estructurales en el campo”, afirmó, para a continuación subrayar que su departamento “es muy sensible y quiere reaccionar rápido al informe del relator de la ONU, que nos ha descrito con una crudeza y evidencia grande, por ejemplo, las condiciones en las que trabajan y viven las gentes en la recolección de la fresa en Huelva”. “El informe ha descrito que viven como animales”, ha añadido.

En este sentido, ha indicado que “la Inspección de Trabajo no puede actuar ahí porque no tiene competencias” y que, por ello, “estamos trabajando para operar rápidamente con los cambios legislativos precisos y poder actuar en esos lugares”.